El vial de los Barrios Altos comunicará la Ramblilla de San Lázaro con la carretera de La Parroquia y se reforestarán 8.000 m2 de monte con arbolado y especies autóctonas

El alcalde de Lorca, Diego José Mateos, ha recordado que «se trata de un proyecto que fue recuperado por este equipo de Gobierno, ya que había quedado fuera de la previsión de los fondos del Banco Europeo de Inversiones, y que consideramos troncal también para la recuperación de nuestro casco histórico».

El alcalde de Lorca, Diego José Mateos, ha supervisado, esta mañana, junto al vicealcalde, Francisco Morales, la concejala de Fomento y Desarrollo Local, Isabel Casalduero y el director general de Carreteras, José Antonio Fernández Lladó, las obras del nuevo vial de los Barrios Altos de Lorca que facilitará las conexiones desde esta zona del municipio y que, entre otros, también incorpora la actuación de mejora del acceso desde la RM-701, Carretera de la Parroquia, al barrio de San Juan dando continuidad al vial».

El alcalde de Lorca ha explicado que «dichos trabajos han comenzado en la zona sur del vial junto a Ramblilla San Lázaro» y ha destacado que «se trata de una importante obra que permitirá mejorar la movilidad vial de los barrios altos, facilitando las conexiones a calles adyacentes, así como incorporando la actuación de mejora del acceso desde la RM-701 (Carretera de la Parroquia) a San Juan dando continuidad al vial».

Diego José Mateos ha detallado que «el nuevo vial de Barrios Altos tendrá una longitud total de 1.600 metros y estará conformado por tres zonas diferenciadas, comenzará en la parte alta de la calle de San Lázaro, transcurrirá por la ladera sur del Castillo hasta la Rotonda junto a la iglesia de Santa María, y continuará hasta la Carretera de la Parroquia, la RM-701».

Mateos Molina ha concretado que «el primer tramo, que corresponde a la nueva ejecución y transcurre desde la calle de San Lázaro hasta la Rotonda de Santa María, contará con un carril de circulación de 3,5 metros en ambos sentidos y aceras en ambos laterales, que alcanzará un ancho total de aproximadamente 10 metros, con una longitud aproximada de 790 metros. Este tramo se dotará con las infraestructuras de instalaciones de reparto de agua potable, preinstalación de conducciones de baja tensión y telecomunicaciones, además de instalación de alumbrado público con farolas led».

En cuanto al segundo tramo, el Primer edil ha indicado que «corresponde al trazado ya existente desde la rotonda de Santa María hasta conectar con la Carretera de la Parroquia, la RM-701 donde se va a proceder a la limpieza, consolidación de firme y remarcado de señalización, con una longitud aproximada de 750 metros».

El tercer tramo constará de la mejora del acceso desde la RM-701 al inicio del vial (subida a San Juan), donde se realiza la adaptación y creación de nuevos carriles de incorporación para las entrada y salida de este cruce.

Diego José Mateos ha añadido que «dicha obra incluye la reforestación de 8.000 m2 de monte con la incorporación de arbolado y especies autóctonas, además de la colocación de mobiliario urbano en las zonas más amplias, a la vez que otras mejoras en las zonas deportivas de los barrios de Santa María y San Pedro con la propuesta de árboles de sombra y colocación de juegos de Calistenia, contribuyendo también a la recuperación de nuestro casco histórico».

Mateos ha concretado que «el presupuesto para esta actuación asciende a 3,4 millones de euros financiado por la CARM, a través de los fondos procedentes del Banco Europeo de Inversiones (BEI), y tiene un plazo de ejecución de las obras de doce meses, siendo una empresa lorquina la encargada de los trabajos» y ha apuntado que «una vez finalizada esta actuación se podrán ejecutar otras intervenciones en nuestro casco histórico, una vez esté asegurada la evacuación de esta zona, de manera que algunas de las calles, que ahora son imprescindibles para acceder a esta zona, como calle Álamo y adyacentes, podamos plantearnos su peatonalización o semi peatonalización, una vez, como digo, se garantice la accesibilidad a los barrios altos».

Por último, el alcalde ha reiterado que «la importancia de la recuperación de este proyecto, a cargo de los créditos del Banco Europeo de Inversiones siempre ha sido un empeño de este equipo de Gobierno, siendo conscientes, sobre todo, de la necesidad de poner solución a un problema tan complicado y que no era otro que la estrechez actual de las calles, para el paso vehículos, por ejemplo, de emergencias, como ya pudimos comprobar en los terremotos de mayo de 2011».

Fuente: Ayuntamiento de Lorca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *