Adaptar y hacer más competitiva a la Región ante el calentamiento global, principal reto de la nueva Estrategia de Cambio Climático

Las asociaciones o particulares interesados pueden realizar alegaciones a la Estrategia durante un plazo de dos meses en la Dirección General del Medio Natural

El Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM) publica hoy el anuncio del inicio de la fase de exposición pública de la nueva Estrategia de Cambio Climático de la Región de Murcia, que define las líneas maestras de las políticas de adaptación y mitigación al cambio climático en la Región. El plazo para realizar alegaciones es de dos meses.

«Con este ambicioso paso nos preparamos para la transición a la economía baja en carbono de forma coeficiente, o sea de la forma más rentable económica y ambientalmente posible, y tratamos de adelantarnos a los efectos perjudiciales del cambio climático, como un aumento de la temperatura y de los fenómenos atmosféricos, la transformación del territorio o su repercusión en la salud de las personas», explicó Antonio Luengo.

Se trata de un documento que fue anunciado el pasado 10 de diciembre por el presidente de la Región, Fernando López Miras, en el seno de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2019 celebrada en Madrid.

El consejero destacó que «la Estrategia llega con un doble objetivo. En primer lugar, reducir emisiones de los sectores difusos en un 26 por ciento en 2030 con respecto a 2005, marcando ese límite de obligado cumplimiento para las empresas y organizaciones. A este se suma el de conseguir una Región menos vulnerable al cambio climático, adaptándonos a la transición a sistemas con un menor consumo de carbono, así como al impacto que en zonas como el Levante está ocasionando el cambio climático».

Para ello se incluyen 15 líneas de actuación diseñadas dentro de la Estrategia que permitirán incorporar medidas de adaptación y mitigación en los nuevos planes y proyectos, impulsar la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, así como la adaptación al cambio climático en la gestión forestal, en las decisiones urbanísticas o en proyectos empresariales.

Asimismo, estas líneas de actuación están centradas en la conservación de las áreas protegidas, el fortalecimiento de la salud pública o el impulso de acuerdos ambientales. También están encaminadas hacia una administración pública de cero emisiones y contempla el desarrollo de acciones formativas y de concienciación en todos los ámbitos con especial referencia al ciudadano.

El primer borrador de la Estrategia fue presentado en mayo de 2016 al Observatorio Regional del Cambio Climático. Posteriormente, en 2018 se sometió a fase de consulta entre los diferentes departamentos del Gobierno regional y el pasado mes de junio dicho Observatorio actualizó el documento con las aportaciones, y oficialmente desde hoy está en la fase de información y participación pública previa a su publicación definitiva.

Fuente: CARM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *