El Alcalde destaca el compromiso social de la Asociación El Buen Camino

Desarrollan talleres de Restauración de muebles, Jardinería, Albañilería, educación de Adultos, Atención Sanitaria y Conferencias que realiza esta entidad con la colaboración del Consistorio lorquino, además de la atención terapéutica que se presta a los usuarios.

El Alcalde de Lorca, Fulgencio Gil, junto a la Concejal de Familia y Bienestar Social del Ayuntamiento de Lorca, Fátima Mínguez, y el Presidente de la Asociación El Buen Camino, Francisco Martínez, han supervisado esta mañana las instalaciones que mantiene este importante colectivo de asistencia social tanto en su Casa de Acogida como en la Comunidad Terapéutica. De esta forma han visitado los talleres ocupacionales que lleva a cabo esta asociación con los usuarios que residen en sus instalaciones y que se realizan a través de un convenio firmado entre el Consistorio lorquino y esta entidad. De forma global, esta asociación cuenta con una financiación municipal de 15.000 euros anuales, además de otros 300.000 por parte del Gobierno Regional de la Comunidad Autónoma, asistiendo en la actualidad a un total de 42 personas.

El Alcalde ha señalado que nuestro compromiso con las personas en riesgo de exclusión social va a más a través del nuevo convenio que permitirá dar continuidad y completar los programas puestos a disposición de la rehabilitación, la asistencia y la colaboración, consolidando a Lorca como un municipio solidario con quienes más necesitan la ayuda. Los usuarios emplean su tiempo en los talleres ocupacionales que se realizan a diario y que tienen el objetivo de dotarlos de unos instrumentos básicos que les ayuden a encontrar un trabajo y a adquirir una proyección social y familiar.

Las actividades que se desarrollan son: taller de Restauración de muebles, taller de Jardinería, taller de Albañilería, educación de Adultos, Atención Sanitaria y Enfermería y Conferencias. Los usuarios de la Casa de Acogida son atendidos por un trabajador social, una profesora de adultos y una enfermera, así como diverso personal del centro. La estancia de los usuarios varía en función de sus propias necesidades. El número de personas que se atiende cada año depende de la evolución personal de cada usuario dentro del desarrollo del programa terapéutico que llevan a cabo desde la Asociación. El tiempo aproximado de estancia es de 6 meses.

El perfil de las personas que han convivido en la Casa de Acogida de El Buen Camino es muy diverso. En estos años han acogido a personas con nivel universitario, otras que han estado ejerciendo en su profesión, pero que por una circunstancia o por otra, han terminado en una situación adversa. Además, también se ha prestado atención a familias que han perdido la casa donde residían, que han seguido o están siguiendo cualquier tipo de tratamiento ambulatorio y no tienen donde residir; o a cualquier persona que vive en una situación de exclusión social. El usuario suele ser una persona conuna edad comprendida entre los 30 y los 70 años.

Desde el Ayuntamiento se ha agradecido a El Bueno Camino la labor social que realiza en nuestro municipio, puesto que gracias a ella decenas de personas consiguen una nueva oportunidad al mismo tiempo que participan en la sociedad tanto desde el prisma laboral como desde el prisma social. Eso es lo más importante y ese es el objetivo que nos marcamos desde el Consistorio Municipal y por la que vamos a seguir apostando por el beneficio que implica para muchos lorquinos y sus familias.

Fuente: Ayuntamiento de Lorca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *