Aguas de Lorca revisa y pone a punto 3.000 imbornales y alcantarillas en nuestro término municipal con el fin de evitar incidencias en caso de fuertes precipitaciones

Se trata de una campaña especial de intervención en la que participan diferentes equipos de trabajadores, con el empleo de maquinaria especial de alta presión, así como con un «drón subterráneo», que permite detectar posibles obstrucciones en la red.

El concejal responsable de la empresa municipal Aguas de Lorca, Francisco García, ha informado que operarios de Aguas de Lorca se afanan estos días en limpiar uno a uno los casi 3.000 imbornales y alcantarillas que componen la red de drenaje del casco urbano y pedanías. El mantenimiento es constante durante todo el año pero en primavera y otoño se realiza más en profundidad para minimizar el impacto de posibles lluvias torrenciales y favorecer la adecuada evacuación del agua de lluvia.

Francisco García ha manifestado que tras los meses de verano, los desagües suelen estar llenos de tierra, papeles y hojas que llegan incluso a obstruir los conductos. Para evitar este tipo de incidencias, se utilizan por parte de Aguas de Lorca vehículos de intervención y equipos mixtos con hidrolimpiadoras de alta presión. Estamos hablando de una campaña que se completa en la segunda quincena de septiembre.

El edil de Aguas de Lorca ha señalado que la ambiciosa batería de obras e inversiones de regeneración urbana integral que se vienen realizando en los últimos años gracias al impulso y financiación del Gobierno Regional está posibilitando la eliminación de algunos puntos particularmente conflictivos, en los que era habitual que se originaran inundaciones precisamente por obstrucciones de la red, como venía siendo el caso de avenida Juan Carlos I y Alameda de Cervantes, esta última zona actualmente en ejecución y a la que se está dotando de una red propia de pluviales, independiente del alcantarillado, siguiendo la línea de trabajo marcada al respecto por parte de la Administración Municipal.

Francisco García ha subrayado que los nuevos colectores de pluviales instalados en los últimos años en estas zonas consideradas conflictivas, están demostrando su óptica eficiencia, siendo capaces de absorber las precipitaciones que se vienen registrando sin reportar los problemas que se originaban con anterioridad cada vez que asistíamos a episodios de precipitaciones intensas.

Hemos de indicar que las comprobaciones sobre el estado de la red de pluviales son constantes durante todo el año por parte de Aguas de Lorca, de tal forma que cada mes se chequean una media de 11 kilómetros, habiendo alcanzado hasta este mes un total de 92 km en total. Respecto a la supervisión del estado de los imbornales, cabe explicar que se comprueban 200 de ellos cada mes, dentro de un trabajo que alcanza los 1.700 anuales. El estado de la red de pluviales también se revisa utilizando la última tecnología al respecto, como es el caso de un sistema de visionado remoto a través de un «drón subterráneo», que se controla por parte de los trabajadores de la empresa, y gracias al cual se han chequeado 33 km, presentando una media mensual de 4 km.

 

Fuente: Ayuntamiento de Lorca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *