La renovación de La Salud y Cristo Rey de Lorca mejorará la accesibilidad y conexión con los barrios de La Viña y Alfonso X

El proyecto de renovación urbana de La Salud-Cristo Rey de Lorca mejorará la accesibilidad y su conexión con los barrios ya reconstruidos de La Viña y Alfonso X, con infraestructuras que fomentarán la accesibilidad, la movilidad y la integración urbana en este barrio de la ciudad.

Para ello, se dará especial relevancia a la interconexión entre espacios de los barrios contiguos y se favorecerá la peatonalización de los principales ejes de los barrios para que exista una comunicación fluida entre ellos. En concreto, se fomentará la accesibilidad peatonal, ciclista y del tráfico rodado para conectar La Salud-Cristo Rey con La Viña mediante la calle Periodistas, la calle Rubén Darío y la calle Tintoreros-Albañilería, y se dará continuidad a las aceras de la carretera de Granada para facilitar el tránsito con el barrio Alfonso X.

El consejero de Presidencia y Fomento, Pedro Rivera, y el alcalde de Lorca, Fulgencio Gil, acompañados por personal técnico del proyecto, se reunieron esta tarde con vecinos del barrio para explicarles las principales novedades de la remodelación, a la que el Gobierno regional destina un presupuesto de 3,1 millones de euros.

Una gran parte de las obras, que tendrán un plazo de ejecución de 12 meses, consistirán en la peatonalización de la mayor parte del barrio y la creación de espacios compartidos, que darán preferencia al peatón y a las bicicletas en el uso de estos espacios.

Se liberará una gran cantidad de espacio público necesario para la vida social del barrio y la movilidad sostenible, contribuyendo así a la relación social entre los vecinos y a mejorar la calidad de vida de los habitantes de la ciudad.

Tres ejes: verde, comercial y de ocio

La renovación urbana se centrará en tres ejes: uno verde, otro destinado a la actividad comercial y el tercero al ocio y deporte. Se pondrán en valor los espacios verdes del barrio, que actuarán como elemento vertebrador del barrio y se potenciará la dotación de arbolado y flora en vías peatonalizadas. Este será un aspecto destacado para la puesta en valor de la naturaleza en la vida cotidiana de la población y de la transformación del paisaje urbano.

También se desarrollarán un eje comercial dinamizador de la economía del barrio, que incluirá elementos de sombra para los mercados que se celebran eventualmente, y un eje de ocio y deportivo que fomente los hábitos de vida saludable de los vecinos mediante la implantación de áreas de juegos infantiles y mayores, entre otras actuaciones. Estas acciones estarán asociadas al eje verde.

También se impulsará la renovación de infraestructuras urbanas, como la red de agua potable, de saneamiento y aguas pluviales, líneas eléctricas, alumbrado, de telecomunicaciones, energéticas y mejora de servicios urbanos. Igualmente, se renovarán las acometidas domiciliarias, se soterrarán los contenedores de residuos urbanos y se instalará un sistema de información geográfica de las nuevas infraestructuras ejecutadas.

Igualmente, se ha planteado la realización de actuaciones de eficiencia energética y sostenibilidad, como la instalación de una red de agua para el riego de la vegetación en calles y jardines, y la mejora de la gestión energética, el control medioambiental y la eficiencia de la movilidad, en la línea de la ‘smart-city’ (ciudad inteligente).

 

Fuente: CARM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *